sábado, 3 de diciembre de 2016

Si quieres liderar, no busques agradar a todo el mundo

Por: Pilar Jericó
Fuente: Blog de Pilar Jericó

“Si hubiera preguntado a mis clientes qué necesitaban, hubieran dicho un caballo más rápido” dijo Henry Ford. El magnate de la industria automovilística lo tenía claro: pedir opinión no es un buen consejo si quieres innovar.
El motivo es sencillo. Los genios tienen la capacidad de ver más allá mientras que el resto de los mortales nos contentamos con tener nuestras necesidades cubiertas o un caballo más veloz. Si Picasso hubiera hecho un análisis de mercado sobre el cubismo, seguramente se habría deprimido con los resultados. El riesgo de pedir opiniones a la hora de tomar decisiones valientes se ve también en la política. El Brexit o el no al proceso de paz propuesto en Colombia no hablan solo del fracaso de las encuestas previas, sino del riesgo a este tipo de liderazgo, entre otras cosas.
Todos queremos que los jefes cuenten con nuestra opinión. De hecho, es una de las mejores técnicas para desarrollar el talento de los equipos. Ahora bien, hay circunstancias en las que un líder no puede buscar el consenso e intentar contentar a todos. Si el equipo tiene pocos conocimientos sobre lo que se está tratando, puede generar frustración. “Si yo no entiendo nada, ¿para qué me preguntas?”, pensaría más de uno. Tampoco es recomendable cuando hay que tomar una decisión rápida. No me imagino a los bomberos abriendo un debate incluidos los recién llegados mientras se está incendiando una casa. En momento de emergencia, el tiempo es oro. Tampoco la búsqueda de consenso es el mejor método para producir cambios radicales. Por eso, no es de extrañar que Suiza fuera el país europeo que más tarde permitió el sufragio femenino. Utilizó la técnica del consenso… entre los hombres, claro está. Se logró en 1971 por detrás de otros países como Marruecos o Libia, por ejemplo. Y tampoco es una buena idea si se va a hacer oídos sordos a lo que la gente diga. Preguntar implica un acto de responsabilidad con los resultados obtenidos. Por lo tanto, hay que valorar previamente las consecuencias de hacerlo.
Reconozcamos algo: Los jefes que consultan en exceso encubren el miedo a tomar decisiones. “Si esto fracasa, al menos no estoy solo. Lo hemos decidido entre todos”, se puede pensar. Esta técnica puede ser adecuada en muchas ocasiones, pero si estás enfrentándote a una decisión estratégica o algo en lo que crees profundamente, hay que arriesgar a pesar de la soledad que eso implique. Y todo lo anterior, por supuesto también nos afecta a nosotros mismos.
Liderar nuestra vida significa tomar nuestras propias decisiones, aunque nos equivoquemos y no sean del agrado de todo el mundo. Si estamos continuamente buscando la aprobación, viviremos la vida de otros, pero no la nuestra. Habremos seguido los sueños que no cumplieron nuestros padres o la proyección de nuestras parejas, jefes o amigos. Pero no nuestras propias inquietudes. Esto no significa caer en el extremo opuesto, en el que no pedimos ningún consejo o tenemos la prepotencia de pensar que todo nos lo sabemos, porque si actuamos así, quizá estemos encubriendo otro tipo de inseguridades.
En definitiva, liderar tu vida también pasa por abrirse al mundo, aprender de otros, recoger experiencias, pero sin olvidar que eres tú quien has de tener la última palabra. Y si a los demás no les gusta, pues bueno… ya tendrás tiempo para demostrar que estabas en lo cierto o para rectificar si hiciera falta. Porque es preferible un fracaso del que podamos aprender que un éxito de una vida que no deseamos tener

viernes, 2 de diciembre de 2016

10 libros para regalar esta Navidad a niños de 0 a 5 años

pollo-pepe
Educación 3.0.
Aunque todavía queda tiempo para Navidad, ya nos empieza a inundar el espíritu de estas fechas, las calles comienzan a decorarse, surgen los primeros anuncios y los turrones y mazapanes aparecen en los escaparates. Ya está todo preparado para que los más pequeños escriban su carta a los Reyes Magos y, ¿qué mejor regalo que un libro? ¡Éstas son nuestras 10 recomendaciones para niños de 0 a 5 años!
1. ‘El pollo Pepe’ de Nick Denchfield. Es un divertido libro con pop-ups para niños a partir de 1 año. Cuenta la historia de Pepe, un pollito que está creciendo mucho porque es muy tragón. Los niños descubrirán cómo le crece la barriga tras comer mucha cebada, tocar su pico y sus patas o conocer a su enorme mamá. Otros títulos relacionados son‘Cucú-tras’ ‘Un beso antes de dormir’. Editorial: SM.Páginas: 10. Precio en papel: 12,95 euros.
aprende-colores2. ‘Bebé bilingüe. Aprende los colores en castellano y en inglés’ de Bárbara Fernández. Dirigido a niños de entre 0 y 3 años, se trata de un libro con solapas en cada página, cuyo objetivo es que el niño aprenda los colores a la vez que interioriza vocabulario en inglés. Para padres que no hablan este idioma, el libro incluye la transcripción fonética de las palabras. Otro título relacionado es ‘Bebé bilingüe. Aprende los números en castellano y en inglés’. Editorial: Bruño.Páginas: 12. Precio en papel: 6,90 euros.
veo-veo3. ‘Veo, veo ¿A quién ves?’ de Guido van Genechten. A base de pequeñas adivinanzas, por ejemplo, ‘llevo mi casa a la espalda, ¿quién soy?’, los niños conocerán poco a poco las características básicas de cada animal. Al dar la vuelta a las solapas, el lector podrá descubrir si ha acertado en sus respuestas. Editorial: Edelvives.Páginas: 10. Precio en papel: 12 euros.
paris4. ‘París. Busca y encuentra’ de Judith Drews. ¿Te gustaría emprender un viaje con los más pequeños sin moverte de casa? Este libro, recomendado para niños a partir de 3 años, da a conocer los rincones más increíbles de París de una forma original y amena: recorre el Sena en barco, las pintorescas calles de Montmartre o visita el Louvre y la Torre Eiffel, junto a Amélie. Además, podrás visitar otras ciudades a través de otros títulos como ‘Barcelona. Busca y encuentra’o ‘Londres. Busca y encuentra’Editorial: Anaya Infantil y JuvenilPáginas: 14. Precio en papel: 12 euros.
el-perro-samuel5. ‘Cuentos en 10 minutos: El perro de Samuel’ de Grabriela Rubio. Este libro que se dirige a niños de 3 años cuenta la historia de Samuel, un niño que siempre ha querido tener un perro y sus padres le han prometido que se lo van a regalar, pero antes debe escogerlo con mucho cuidado porque un perro no es un robot que puedes desconectarlo. Editorial: Grupo EdebéPáginas: 40. Precio en papel: 5 euros.
buni6. ‘El verano de Buni’ de Janet Sacks. Se trata de un libro interactivo para niños a partir de 3 años para que aprendan los colores de forma fácil y divertida. La historia está protagonizada por la conejita Buni que se va a pasar las vacaciones de verano con su tía Flora y sus primos. El niño deberá tirar de las lengüetas, que aparece en cada doble página, para conocer de qué color son las cosas. Otro título relacionado es ‘Buni y la primavera’Editorial: Bruño.Páginas: 12. Precio en papel: 6,50 euros.
un-bebe-llega-a-casa7. ‘Un bebé llega a casa’ + guía para padres ‘Los celos’ de Aurora Gavino Lázaro y Juan Manuel Ortigosa Quiles. Se trata de un cuento para niños a partir de 3 años que incluye una guía para padres y educadores, cuyo objetivo es ayudar a los niños a enfocar sus emociones de manera positiva y divertida, resolver sus preocupaciones y dificultades y, en definitiva, enfrentarse a los retos de crecer, desarrollarse y hacerse mayor. El cuento aborda la historia de Alex, un niño que recibe la noticia de que va a tener una hermanita. Como sus papás tienen que atender más al bebé, decide que él también quiere volver a serlo. Otro título relacionado es ‘La última historia de Dante, el cuentacuentos elefante’ + guía ‘El niño en duelo’Editorial: Ediciones PirámidePáginas: 64. Precio en papel: 11,50 euros.
monstruo8. ‘Hay un monstruo en la oscuridad’ de María del Mar Saldaña. Es un libro destinado a todos los niños de entre 0 y 7 años que no pueden dormir con la luz apagada a causa de ese ‘malvado y terrorífico’ monstruo que les acecha cada noche en la oscuridad. ¿Cómo luchar contra él? ¡Con las emociones! Además, según nos cuenta su autora, ¡el resultado es inmediato! Editorial: Editorial Soldesol.Páginas: 48. Precio en papel: 16 euros.
raton-perez9. ‘Nela y el Ratón Pérez’ de Alejandra Vallejo-Nágera. Nela está enfadada porque a muchos niños de la clase ya se les ha caído un diente y a ella no. Y por eso, el Ratoncito Pérez les ha dejado regalos. Por eso, se inventa un truco para que parezca que le falta un diente y escribe una carta al Ratón Pérez. Se trata de una historia dirigida a niños a partir de 4 años, que fomenta valores como la convivencia, los hábitos saludables o la responsabilidad. Otros títulos relacionados son ‘Sapo y Sepo, inseparables’ o ‘La estupenda mamá Roberta’EditorialloqueleoPáginas: 32. Precio en papel: 8 euros.
soldadito10. ‘El soldadito de plomo’ de Hans Christian Andersen, con ilustraciones de Anna Obon. Dirigido a niños con 5 años, narra el popular cuento del soldadito de plomo. La historia empieza con el regalo que recibe un niño el día de su cumpleaños: una caja con 24 soldaditos, en la que a uno de ellos le falta una pierna.Editorial: Vicens Vives. Páginas: 10. Precio en papel: 9,83 euros.

jueves, 1 de diciembre de 2016

La radio escolar divierte y engancha


El claustro del CEIP Los Llanetes del Cep Telde se suma al entramado de centros que apuestan por la radio escolar. Ya habían tenido alguna experiencia radiofónica con Radio Valsequillo, pero ahora quieren ir dándole ese enfoque más educativo e innovador y sobre todo, ofreciéndole al alumnado una herramienta atractiva y motivadora. Tres horas bien aprovechadas donde pudimos trabajar cooperativamente, pensar, crear e iniciarnos en el ABP. Toda una experiencia muy divertida para arrancar.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Evaluación de las innovaciones digitales en la educación

Por: Raúl Santiago. Profesor de la Universidad de la Rioja
Michael Fullan y Katelyn Donnelly han escrito un interesante informe en torno a una guía de acciones concretas y relacionadas con la tecnología que permitirá a los directivos, gerentes y educadores, tomar decisiones mas acertadas en torno al contexto tecnológico del aprendizaje. Este informe identifica las brechas persistentes en la actividad de innovación y aspectos a los que hay que prestar una especial atención si queremos finalmente hacer realidad la “promesa” de la tecnología para transformar el aprendizaje. Los autores argumentan que debemos buscar innovaciones digitales que produzcan al menos dos veces el resultado de aprendizaje por la mitad del coste que con las herramientas actuales. Para lograr esto, tres fuerzas deben unirse. Una de ellas es la tecnología, la otra la pedagogía , y la tercera es el cambio de paradigma , o la forma de asegurar la transformación a través de un sistema escolar considerado globalmente. El núcleo del informe es el desarrollo de un índice que reúne estos tres elementos juntos, y que nos permite evaluar sistemáticamente las innovaciones digitales.

panel.001
Referencias
Michael Fullan and Katelyn Donnely (2013) Alive in the Swamp, Assessing Digital Innovations in Education
http://www.nesta.org.uk/home1/assets/features/alive_in_the_swamp_assessing_digital_innovations_in_education

lunes, 28 de noviembre de 2016

Planificamos viajes a Canadá para aprender Inglés, Matemáticas y mucho más

Los recientes avances tecnológicos han revolucionado la forma en que nos relacionamos, trabajamos, nos comunicamos y organizamos nuestro tiempo de ocio. Cualquier ciudadano puede reservar billetes de tren, de avión, hoteles y restaurantes cómodamente desde casa.
Esta tendencia al alza nos ofrece grandes posibililidades y grandes retos para la formación en la competencia digital y en la competencia lingüística (en castellano y en lenguas extranjeras) de nuestros alumnos.
En el REA "Toronto" de #ProyectoEDIA los estudiantes tienen como objetivo final de su proyecto de aprendizaje la creación de un itinerario de viaje (con todos los datos y recursos necesarios) desde su localidad hasta una ciudad canadiense.
otros recursos - ingls
Nuestro objetivo en este REA de "English Speaking Cities" es que los alumnos y alumnas desarrollen un proyecto con el que aprendan a buscar, elegir y adquirir aquellos billetes más favorables económicamente hablando y a organizar sus viajes de forma autónoma y colaborativa ajustándose a un presupuesto.
El contenido tiene como hilo conductor un proyecto en equipos colaborativos, en el que los alumnos deben crear un itinerario completo de viaje desde su domicilio hasta la ciudad canadiense que hayan elegido... El resultado final será una guía en formato infografía y creada con la herramienta Gennial.ly.
Cada equipo de aula tendrá que crear una guía que compartirá con el resto de compañers del aula y que se pondrá a disposición de la comunidad educativa mediante los cauces ordinarios de difusión de los proyectos de la serie "English Speaking Cities". Estos son el blog del alumno, la red social Twitter, mediante las etiquetas del proyecto, y demás canales que se estimen oportunos, como por ejemplo la web del centro.
Los alumnos y alumnas diseñarán su viajes "low-cost" hasta la ciudad, buscando y seleccionando dónde poderse alojarse por un módico precio, qué lugares visitar, dónde poder comer y qué oferta cultural y de ocio ofrece la ciudad que hayan elegido. Al finalizar el proyecto, no solo se habrá visitado (a través de las tareas del REA) la ciudad de Toronto, sino que los grupos-clase habrán creado-confeccionado un banco de guías de viaje con infografías de las principales ciudades canadienses.
Fuente: CEDEC
Autores: Leonardo Boix y Miguel Ángel Pereira
El proyecto se centra en las competencias lingüísticas en inglés e incorpora elementos de otras materias ycompetencias clave. Algunos ejemplos serían estos:
  • Competencia matemática, para calcular los costes de su viaje.
  • Iniciativa y espíritu emprendedor. Ante la necesidad de decidir dónde y en qué condiciones viajar y difundir de manera motivadora sus guías de viaje.
  • Competencia social y ciudadana, al hacerse conscientes de la diversidad cultural de las ciudades que vayan a visitar y seleccionar aquellos aspectos más relevantes y que deben ser tenidos en cuenta por el potencial visitante.
En definitiva, un proyecto completo que aúna el uso de las TIC en el aula, el uso del inglés como lengua de trabajo y aprendizaje y que integra competencias ciudadanas del siglo XXI.
La sociedad del siglo XXI ya no entiende el hecho de tener que operar analógicamente en su relación con sus amistades, familia, las administraciones... y ha optado por relacionarse de manera digital con su entorno más inmediato. Preparar para viajar es una de las mejora maneras de presentar a los estudiantes retos motivadores en los que puedan estar implicadas diferentes competencias, materias e incluso metodologías de aprendizaje.
Mas contenidos de Inglés de "Proyecto EDIA"
Todos los recursos de "English Speaking Cities" en la web de CeDeC.
Recursos de otras materias basados en la creación de guías e itinerarios de viaje.

domingo, 27 de noviembre de 2016

¡Cuándo un maestro se va!

Por Esteban G.Santana Cabrera

Con el permiso de ustedes, me gustaría cambiar el estribillo de una canción de Alberto Cortez,  por este otro: "cuando un maestro se va, algo se muere en el alma". Aunque también es verdad que la huella que deja es imborrable para el paso del tiempo. En estos días la comunidad educativa del IES Tamaraceite, en Las Palmas de GC, ha tenido la pena de despedir para siempre, después de una larga enfermedad, a un MAESTRO con mayúsculas, y al que muchos docentes admirábamos por su compromiso con la educación en Canarias. Admirado por docentes, alumnado y familias, era el alma de un centro que no ha sido fácil timonear y del cual, Antonio Godoy, supo sacarle durante años el mayor partido. Mientras duró su enfermedad, siguió dirigiendo el centro aportando lo mejor de su ser, aprovechando las treguas que le daba su proceso, siendo MAESTRO hasta el final.

Pero los buenos maestros nunca mueren. Yo he tenido muchos y muy buenos, aunque también, y siento reconocerlo, algunos muy malos. Pero no malos por no saber "dar clases", porque aquí le podemos aplicar el dicho popular "cada maestrillo tiene su librillo", sino porque les faltaba lo esencial, la vocación.
Y un docente sin vocación es un cuerpo sin alma, una fotografía sin imagen, un mar sin agua o un libro sin palabras o imágenes. Un docente sin vocación no emociona, no te hace vibrar, sentir, crecer.  Me gustaría echar la vista atrás y recordar a mis buenos maestros, esos que me enseñaron que ser un estudiante de éxito no era lo mismo que ser una persona de éxito. "Lo importante es ser buena persona", lo demás viene después me dijo uno de ellos en una ocasión. Y no deja de tener razón, porque el mal del docente en muchas ocasiones es olvidarse de lo verdaderamente importante, que es emocionar al alumno y no perder horas y horas en contenidos inútiles que pueden encontrar a golpe de clic en cualquier dispositivo móvil. ¿Qué es más importante, saber de memoria los ríos de España o saber buscarlos y ubicarlos después de haber investigado? Pues me quedo con la segunda, porque la memoria falla y con el tiempo más.
El fallecimiento de un docente, la jubilación o el traslado de centro, muchas veces se convierte en una tragedia para padres y alumnado, pero también se convierte en un momento que sirve para engrandecer a esta profesión, de las más bonitas que existen y de las que más responsabilidad conllevan. Porque ponerse en manos de un médico "tiene tela", porque te puede dejar "de aquella manera" si se le va el bisturí en la mesa del quirófano, pero ¿y el maestro? Un mal maestro es más peligroso que un mal médico, un mal cura, un mal político o un mal conductor. Porque en él depositamos lo más preciado de nuestras vidas, a nuestros hijos, que los va a "moldear", a instruir, para lo bueno y para lo malo.
Cuando un maestro se va, algo se muere en el alma, nos deja tristes pero contentos cuando vemos que el legado que deja atrás es trabajo y compromiso.Al buen maestro lo recordaremos siempre, del maestro malo mejor ni hablar.  Permítanme hoy acabar mi reflexión cantando: " Cuando un maestro se va, queda un espacio vacío, que no lo puede llenar, la llegada de otro maestro. Cuando un maestro se va, queda un tizón encendido que no se puede apagar ni con las aguas de un río. Cuando un maestro se va, una estrella se ha perdido, la que ilumina el lugar donde hay un niño dormido. Cuando un maestro se va se detienen los caminos y se empieza a rebelar, el duende manso del vino"...

sábado, 26 de noviembre de 2016

El camino del PLC

Autor: Fernando Trujillo
Esta es la premisa mayor:
En Educación Lingüística es imposible no enseñar.
Cuando hablamos en clase, estamos enseñando a nuestros estudiantes cómo comunicarse oralmente aunque no sea esta nuestra intención. Cuando escribimos, les enseñamos cómo deben escribir. Cuando señalamos un texto para que lo lean, les estamos también enseñando qué significa leer, para qué sirve e incluso cómo se puede o debe hacer. Incluso nuestros silencios son una enseñanza para nuestros estudiantes y de ellos se derivan aprendizajes acerca de cómo escuchar y cómo callar. Y esto es así en todo momento, en todo tipo de interacción oral y escrita, en relación con todas las materias del currículo, sean quienes sean los interlocutores o los medios y canales que se utilicen y ante una enorme diversidad de géneros discursivos y tipos de textos diferentes.
Y esta es la premisa menor:
Todo centro tiene un Proyecto Lingüístico de Centro, en algunos casos explícito y en muchos otros casos no explícito, latente e invisible.
Por el solo hecho de ser un paisaje comunicativo de alta intensidad (muchos interlocutores, muchos textos, mucha actividad comunicativa), todo centro educativo toma decisiones, de manera consciente o inconsciente, respecto a cómo se enseñan las lenguas, cómo se comunica en las (mal llamadas) áreas no-lingüísticas, qué tipo de productos textuales se crean, cómo se enseñan y cómo se evalúan. Es decir, todo centro tiene un Proyecto Lingüístico de Centro (PLC), que puede ser visible o invisible, y que tiene unos efectos determinados sobre el aprendizaje de sus estudiantes.
La pregunta profesional es, por tanto, si queremos hacer visible el PLC de nuestro centro (y, por tanto, si queremos revisarlo, potenciarlo y mejorarlo) o si preferimos que las múltiples decisiones que se toman cotidianamente (¿Hacemos exámenes orales a un niño disléxico?¿Cómo tratamos el error?¿Cómo se mejora la comprensión lectora de nuestros estudiantes?¿Qué relación existe entre las lenguas extranjeras presentes en el currículo?¿Cómo incide el desarrollo de la competencia comunicativa en la mejora del aprendizaje de los contenidos de las distintas áreas de conocimiento?) sigan siendo un espacio de individualidades, de improvisación, de ocurrencias o de irreflexión.
Obviamente, el diseño – o visibilización- de un PLC supone un esfuerzo por parte del centro educativo: hay que tomar conciencia de cuál es el nivel competencial de nuestro alumnado (y cuál queremos que sea) y de las dificultades a las cuales se enfrenta; es necesario analizar nuestro historial de actuaciones educativas para ver qué efecto han tenido en nuestros estudiantes; se requiere que se definan objetivos y actuaciones novedosas, y que estas sean evaluadas desde la perspectiva del aprendizaje de los estudiantes y del desarrollo de sus competencias. Sí, es un esfuerzo pero ¿no es acaso este recorrido el camino de nuestra propia profesionalidad?
Además, ese camino ya ha sido recorrido con anterioridad por muchos centros, además de haber sido descrito con cierto detalle. Solo en el caso concreto de Andalucía son ya doscientos sesenta y nueve (sí, 269) los centros que participan en el programa institucional de la Junta de Andalucía sobre el Proyecto Lingüístico de Centro. Fuera de ese programa, además, hay centros muy relevantes que también cuentan ya con un Proyecto Lingüístico de Centro explícito, como es el caso del IES Mirador del Genil, entre otros.
Por otro lado, desde la perspectiva de la descripción del camino, el SEPIE ha recuperado la guía para el diseño del PLC que tuve el honor de escribir hace algunos años junto con otros materiales de lectura interesantes, por lo cual te recomiendo que visites su web si estás interesado en el tema. Finalmente, por mi parte te ofrezco los siguientes textos por si quieres leer un poco más:
En todo caso, ¿sabes cuál creo que es la clave para el diseño del PLC? Pues una obviedad: estará mejor preparado para realizar este esfuerzo (cualquier esfuerzo) un centro que se constituya como Comunidad Profesional de Aprendizaje (1), como ya expliqué en esta entrada hace algunos años. Cuando los docentes se unen para trabajar juntos, asumiendo con humildad la importancia de seguir aprendiendo para realizar bien nuestro trabajo, las posibilidades de éxito aumentan. Como afirma John Hattie, no hay nada más efectivo que un centro en el cual los docentes asumen la actitud del aprendiz y están dispuestos a aprender permanentemente. Si se da esta circunstancia, no hay problema que se resista, no hay reto que no superemos.

Tuve la ocasión de presentar algunas ideas recientemente en el CRIF-Las Acacias (Madrid) ante un centenar de compañeros y compañeras que se habían reunido para hablar sobre Proyecto de Lenguas. Aquí os dejo mi presentación, con el agradecimiento a los asistentes a aquella sesión y a las instituciones que la organizaron:
(1) Curiosamente las siglas de Comunidad Profesional de Aprendizaje en inglés son también… PLC (Professional Learning Community). En fin, cosas del azar.