jueves, 25 de agosto de 2016

Ya va quedando menos para ‪#‎SIMOEDU16‬!



¡Ya va quedando menos para ‪#‎SIMOEDU16‬! Comparto con ustedes un vídeo para que se hagan una idea de lo que se vio el año pasado. Les aseguro que fue una experiencia muy gratificante, no solo por poder ver los últimos avances tic para la educación, sino poder intercambiar experiencias con docentes de muchos lugares de España. Ponencias, exposiciones, demostraciones,...relacionadas con el ámbito educativo. ¿Te lo vas a perder?

miércoles, 24 de agosto de 2016

Cómo plantear un juego de rol educativo en clase

Educación 3.0

El otro día hablábamos de lo que los juegos de rol pueden aportar a la educación, y hoy vamos a abordar el tema con más profundidad: ¿cómo plantear un juego de rol en el aula?
El juego de rol se define como un pequeño teatro, en el que cada uno de los jugadores interpretan un papel, dirigidos por un director de juego. Con esta mecánica, en el artículo de hoy vamos a plantear algunas bases para poder hacer un juego de rol en educación y obtener así numerosos beneficios a nivel de aprendizaje y de formación.

Mejor pequeños grupos

Es una de las grandes limitaciones, sobre todo en los grupos de menor edad. Estamos habituados a gestionar clases de entre veinte y treinta personas, pero estas cifras son muy elevadas para una ‘partida’ de rol. Lo ideal es hacer pequeños grupos de, a lo sumo, cuatro o cinco personas, para que todos puedan tener protagonismo durante la partida.
Es una idea genial realizar una primera prueba con un grupo pequeño, sobre todo en las primeras partidas. Más adelante puedes hacer una ‘macro’ partida de rol entre toda la clase o, mejor aún, hacer múltiples partidas, teniendo pequeños grupos en todo el aula, repartiendo papeles de director de juego (uno por grupo) y de jugadores, según estimes oportuno.

Plantea la aventura

Ficha de rol PJ - PixabayUna partida de rol consiste en una aventura que puede tener el contexto que quieras. Puede ser realidad o ficción, basada en acontecimientos históricos o una anécdota completamente inventada. Esto viene de la mano del director de juego, papel que, en principio, pertenecerá al profesor o docente. Elige un juego (hay cientos, por ejemplo en RPGGeek tienen una buena lista), estudia sus reglas y lee bien la aventura de prueba que todos suelen traer en sus páginas.
Es importante tener escrito el argumento y buena parte del contexto. Esto incluye desde el qué sucederá hasta las descripciones del entorno, de otros personajes no jugadores (PNJs) o también de los posibles diálogos. Intenta poner todo en papel y que también exista un hilo sólido en todo lo que vaya ocurriendo. Por último, comienza con pequeñas aventuras de unos pocos minutos de duración, que ya habrá tiempo para hacer campañas más grandes.

¿Conoces a algún veterano del rol? Habla con él

El rol es una actividad muy peculiar y, por ello, es muy recomendable que hables con algún veterano de este tipo de juegos. Nadie más que él podrá darte algunos consejos sobre qué hacer y cómo hacerlo; reconozco que es difícil empezar desde cero, con lo que será ideal que encuentres a alguien que te de sirva de guía.
Rol en vivo @ Pixabay
Pregúntale y que te proponga; también puedes buscar alguna comunidad on line donde leer trucos. Y siempre ten en cuenta que el rol de adultos es ligeramente diferente al de niños. En el primero buscamos la mera diversión, mientras que el segundo es una actividad formativa más. Siempre en el ámbito escolar ha de existir la finalidad de aprender algo nuevo. No vale cualquier partida de rol.

Explica a tus chavales qué es lo que vais a hacer

Dados de rol @ PixabayEs posible que tú tengas claras las cosas, pero un chaval que nunca haya jugado al rol estará perdido. Será de vital importancia explicarle con profundidad en qué consiste esta actividad: la interpretación de un papel y que debe responder acorde con este personaje, buscando cumplir una misión determinada. Deberás tener mucha paciencia y adaptar tu partida al rango de edad.
Los jugadores también deben entender en qué consiste el papel del director de juego, que viene a ser ‘el que manda’ dentro de la partida. Deberán respetar tus decisiones, escuchar y entender lo que dices. Tú, como director, también deberás guiarles cuando veas que se pierden, y serles de ayuda para conseguir la misión. Recuerda que esto es un juego y que lo ideal es que terminen la aventura, no que se frustren.

¡A la aventura!

Board RPG game @ PixabayTu guión será eso, simplemente un guión aproximado. Ten en mente que te tocará reinterpretarlo y reinventar la aventura a medida que va avanzando el juego. Las cosas casi nunca saldrán como tenías previsto.
No te cierres ninguna puerta y si por ejemplo tus jugadores se salen de lo previsto… tira del hilo, a ver dónde llegan. Pero eso sí, siempre respetando lo que tenías preparado y pensado. Puedes intentar redirigirlos (o ‘ponerles una pared’ para que se den la vuelta), si se dejan.

Y para continuar…

El mundo de los juegos de rol es muy complejo, lo reconozco, pero cada vez le veo mayor interés desde el punto de vista educativo. Permite promover la imaginación y la creatividad, las capacidades verbales, de comprensión, de resolución de problemas, de cálculo numérico, de autocontrol y de atención, entre otras.
Es posible que la primera vez que implementes un juego de rol en clase resulte algo caótico. Sigue intentándolo ya que, como muchas otras cosas, se aprende con la práctica.Prueba diferentes contextos, historias y aventuras, experimenta y disfruta. Y, sobre todo, que disfruten los chavales. Algunos piensan que son una herramienta extraordinaria desde el punto de vista pedagógico, y está a tu alcance comenzar a utilizarlos y aprovechar su potencial.

martes, 23 de agosto de 2016

Las TIC en escenarios educativos

Fuente: edumatica.net
Estamos en los tiempos en que las tecnologías de la información y comunicación, están alcanzando todos los sectores sociales, económicos, culturales, políticos y educativos, teniendo una fuerte influencia en lo que se denomina sociedad del conocimiento, en donde las personas cada día deciden de que manera acceden a la información y que parte de esta usan para resolver situaciones de su cotidianidad.
Desde el ámbito educativo que es donde me muevo, podemos decir que con el uso de las TIC, los métodos y estrategias didácticas han variado, al igual que la dinámica de los contenidos que se desarrollan en el aula (Cabero J. 2005).
Las TIC han sido un factor determinante del cambio en algunos escenarios, estos cambios cruciales, en donde mas que aceptación es adaptación de las TIC en nuestra cotidianidad, mas concretamente en nuestra practica docente, en donde hemos incorporado no solo las TIC, sino también una serie de términos en nuestro vocabulario tales como brecha digital, blog, redes de aprendizaje, redes sociales, nativos digitales, migrantes digitales, entre otros., todos estos cargados de significados.
Ahora bien hay que tener en cuenta que la presencia de las TIC en las instituciones educativas, desafían a las mismas a que sean responsables no solo de la adquisición sino de la transmisión y formación del colectivo docente.
En este sentido, el desafío no solo lo asume la institución sino que también los profesores quienes desean generar cambios y transformaciones en su practica pedagógica. Por consiguiente el desafío también lo he asumido y lo he llevado al aula de clases.

Aula de clase como escenario para incorporar las TIC

Gran parte de la sociedad se ésta configurando en las coordenadas que incorporan las TIC en todos los escenarios (Delors 1996), creando diferentes formas de socialización de saberes, como generando en los actores educativos, identidades individuales y colectivas, suponiendo entonces transformaciones en el contexto educativo:
  • Incluir herramientas tecnológicas en los escenarios educativos. (computadores, vídeo bean,
  • tableros digitales, tabletas, software educativos, entre otros).
  • Generación de nuevos roles para estudiantes y profesores
  • Incorporación de nuevas metodologías para la enseñanza y el aprendizaje (Educación virtual, plataformas educativas virtuales) permitiendo la flexibilidad de dicho procesos educativo.
Si lo anterior lo asociamos a modelo pedagógico de la Universidad Tecnológica de Bolívar, se puede evidenciar que aplica cada uno de los principios de dicho modelo:
  • Aprender a aprender, en donde los estudiantes asumen el rol de ser los responsables de su propio aprendizaje.
  • Flexibilidad, propiciándole a los estudiantes diferentes formas de como aprender, en donde aprender e inclusive el que aprender.
  • Participación, en donde tienen la libertad en todo el buen sentido de la palabra, de actuar con responsabilidad, con autonomía, en donde eligen los escenarios en donde pueden actuar, aportando criticas constructivas al proceso educativo.
  • Investigación, motivados por el querer aprender, indagando, buscando, consultando información, que les ayudará a fortalecer y enriquecer su aprendizaje.
  • Creatividad e innovación, permitiendo que los jóvenes hagan las cosas diferentes, que generen valor agregado a lo que hacen y como lo hacen.
Lo anterior no solo se refleja en los estudiantes sino también en los profesores, los cuales asumen diferentes roles desde cada uno de los principios del modelo pedagógico,
Las TIC han generando una dinámica de cambio en la sociedad en la que estamos, vivimos actualmente momentos educativos sociales y culturales constantemente (Volman 2005), permitiendo que nosotros como profesores asumamos nuevas funciones y roles, los cuales tienen un impacto en el proceso de enseñanza y de aprendizaje, por consiguiente los retos que se pueden asumir de acuerdo a (Marqués 2000) se destacan:
  • La formación permanente del profesor, ya que hay un cambio continuo de la información.
  • La capacidad de organizar y seleccionar la información, ya que hay mucha y hay que validarla.
  • La necesidad de ser ciudadanos digitales
  • La necesidad de seleccionar herramientas tecnológicas como apoyo al ejercicio docente.
Entre otras.
En este sentido desde mi practica docente, he buscado las formas de crear nuevas maneras de asumir mi rol como profesor, he aprovechado los escenarios tecnológicos como la plataforma SAVIO para propiciar innovación educativa con el uso de TIC, y he seleccionado un conjunto de herramientas tecnológicas articuladas a la plataforma para que los estudiantes encuentren el mis cursos la pasión y el anhelo de aprender.

El aula en la Nube (Cloud computing)

Desde el principio de los años noventa hasta los corrientes (2015) la web se ha estado desarrollando de tal forma que hoy en día se habla de nuevas generaciones, conocidas estas como la web 1,0, la web 2,0 y la web 3,0, ésta ultima permite que los usuarios finales (nosotros los profesores y los estudiantes) experimenten mayor interactividad, no solo entre usuarios, sino con los contendidos educativos, los que algunos llaman la web semántica, permitiendo que el paradigma del proceso enseñanza aprendizaje cambien vertiginosamente, permitiendo el trabajo colaborativo en red. (García Areito, L. 2007).
para el caso de mis cursos, utilizo herramientas tecnológicas sincrónicas y asincrónicas, esto para la mejora de una planificación de una situación didáctica, adecuada a las necesidades del estudiante, (Domínguez, Torres y López Meneses 2010).
Si lo anterior lo asocio con el modelo pedagógico de la UTB y cada uno de sus principios, podemos decir que desde la flexibilidad usamos la plataforma SAVIO, en donde se colocan recursos de apoyo al proceso de aprendizaje, como actividades para el trabajo independiente del estudiante, la estructura de cada curso tiene:
Textos introductorios para cada sesión a desarrollar, en esta se localizan recursos educativos de apoyo, la plataforma SAVIO le permite al docente crear sus propios contenidos, los llamados eBook, o bien crear presentaciones subirlas en http://www.slideshare.net/joaquinls o bien crear tus propios vídeos con herramientas como ScreenCastify, Powtoon, subirlas a Youtube y embeberla, o bien herramientas asincrónicas como Wikispace, Google Doc, Lino.it y embeberlas en la plataforma, recursos complementarios con herramientas como ToonDoo, Xmind, CmapTool, entre otros enlaces URL y actividades para el trabajo independiente, entre las actividades se tiene:
  • Foros Académicos (Asincrónicos) espacios para el debate colectivo entre estudiantes y docentes
  • Tareas Individuales o grupales (subida de archivos)
  • Glosario de términos (para que los estudiantes armen sus propios conceptos
  • Quiz online (En donde los estudiantes lo abordan en los tiempos definidos por el profesor
  • Taller, como una actividad de coevaluación entre cada uno de los estudiantes.
En fin estas son las herramientas TIC que desde mi practica docente utilizo y aplico en los cursos que oriento, de igual forma existen muchas otras herramientas que se pueden usar y se incorporan en la plataforma SAVIO, tenemos por ejemplo:
Gantter For Google, para la gestión de proyectos, en donde mis estudiantes de Diseño web crean todo el plan de trabajo de su proyecto real, diseñar una pagina web, deben buscar una cliente y brindarle la solución de su negocio en la web. Para ello deben crear una maqueta y usan la herramienta LucidChart For Google, como deben ir trabajando en equipos colaborativos, trabajan los documentos con Drive for Google, y estas TIC las integro con Google for education.
Toda esta dinámica de uso de tecnologías, permite que el estudiante reflexione sobre los usos que les puede dar a estas y como le generan valor agregado a su proceso de aprendizaje, es por ello que cada uno de estos jóvenes crea su propio blog, como una bitácora de aprendizaje en donde cronológicamente registran sus aprendizajes (Lara, T. 2005).
Para ir concluyendo, aunque este trabajo no termina aquí, se puede evidenciar en los estudiantes la aplicación de los principios del modelo pedagógico utilizando TIC en su proceso de aprendizaje, así como el docente, vemos de igual forma que los estudiantes se encuentran motivados por el aprender a aprender, desarrollando a su vez competencias tecnológicas básicas, abonándole al terreno de la ciudadanía digital.

REFERENCIAS

CABERO, J. (2005) Las TIC y las Universidades: Retos, posibilidades y preocupaciones. Revista de la Educación superior.
DELOR, J. (1996) La educación encierra un tesoro. Informe a la UNESCO de la comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI presidida por Delors. Santillana, Madrid.
MARQUÉS , P (2000) Impacto de las TIC en educación: funciones y limitaciones htt://www.peremarques.net/web20.html
GARCIA AREITO, L. (2007) ¿Web 2,0 Vs Web 1,0? Boletín electrónico de noticias de educación a distancia (BENED).
DOMÍNGUEZ, G, TORRE, ML. Y LÓPEZ MENESES, E. (2010). “Experiencias universitarias de aprendizaje 2,0”, En M. J. MIRANDA L. GUERRA M. FABRI Y E. LÓPEZ MENESES Experiencias universitarias de innovación docente hispano italianas en el espacio europeo de educación superior.
LARA, T. (2005). “Blogs para educar” el uso de los blog en una pedagogía constructivista. Revista telos. Cuadernos de comunicación, tecnología y sociedad.

lunes, 22 de agosto de 2016

Tiempo para pensar en la escuela. Por Andrea Giráldez

Educación 3.0

Últimamente se habla mucho, y con razón, de la importancia de pensar en la escuela. Congresos como ICOT 2015, propuestas como la del Center for Teaching Thinking de Robert Swartz o los títulos de la Biblioteca de Innovación Educativa de SM son una pequeña muestra. Pero, ¿hay algo de novedoso en todo esto? ¿Acaso el propósito de la educación, en todos sus niveles, no ha sido siempre el de generar conocimiento a través de procesos de pensamiento crítico y reflexivo?
Sin esta habilidad difícilmente lleguaremos a progresar de forma autónoma, a imaginar y crear mundos posibles, a cuestionar otros que no deberían existir y, en definitiva, a ser libres.
Puede que estas nuevas acciones se deban, justamente, a que con los años aquél propósito de enseñar a pensar que parecía inherente a la educación se ha ido reemplazando por un enseñar desprovisto de espacios de reflexión, por un enseñar más próximo a la definición del DRAE que no es otra que la de “instruir, doctrinar, amaestrar con reglas o preceptos”, por un enseñar asimilado al proceso de depositar contenidos en la mente del alumnado (sí, la educación bancaria de la que nos hablaba Freire). Y todo ello a pesar de que aprender a pensar debería ser, sin duda, el principal objetivo y razón de ser de la educación. Sin esta habilidad difícilmente llegaremos a progresar de forma autónoma, a imaginar y crear mundos posibles, a cuestionar otros que no deberían existir y, en definitiva, a ser libres.
Hay muchas maneras de aprender a pensar en contextos educativos y muchas razones para hacerlo, pero no me referiré a ellas en este artículo, entre otros motivos porque la literatura ofrece ya numerosas ideas (véanse, por ejemplo, clásicos como Cómo pensamos: Nueva exposición de la relación entre pensamiento y proceso educativo de John Dewey o títulos más recientes como los de la colección de SM que antes he mencionado). En su lugar, hablaré del tiempo para pensar, de la necesidad de tomarse y de brindar esos minutos o esas horas sin las que el pensamiento reflexivo, profundo y de calidad no son posibles.
¿Y por qué hablar del tiempo? Porque en la sociedad de la inmediatez, de la comida rápida y el aprendizaje rápido, de la multitarea y la (pretendida) eficacia, parece que no tenemos tiempo para pensar, empezando por los docentes, cada vez más dedicados a tareas administrativas y burocráticas y siguiendo por los estudiantes, atiborrados de contenidos cuyo fin último parece ser superar evaluaciones más preocupadas por la cantidad que por la calidad de lo aprendido cuando, en realidad, la investigaciones nos muestran que el pensar y el reflexionar son parte esencial del aprendizaje, y cuando esto significa que necesitamos tiempo para pensar –y para hablar– acerca de las ideas que suscitan los nuevos conceptos y la nueva información.
Aprender a pensar
Thinking. heitere_fahne. Recuperado de https://www.flickr.com

En su libro titulado Time to Think: Listening to Ignite the Human Mind, Nancy Kline nos recuerda cómo cada vez más personas dicen “no disponemos de tiempo para pensar en lo que tenemos que hacer; estamos demasiado ocupados haciéndolo” cuando, en realidad, el tiempo dedicado a pensar es tiempo ganado para actuar más eficazmente. Esta autora introduce una idea que puede ser clave en contextos educativos: la creación de ambientes propicios para la reflexión. Además del tiempo, uno de los componentes fundamentales de esos ambientes es la igualdad. Otro es la escucha respetuosa y sin interrupciones. Otro es el evitar las conjeturas limitadoras. Otro es la apreciación. Llevado al contexto del aula (pero también al de las reuniones entre docentes o los claustros) esto significa que todos disponen de tiempo para pensar y para expresarse sin ser interrumpidos, mientras reciben una atención respetuosa e interesada por parte de sus pares.
¿Cuántas veces los docentes, en lugar de dejar que los estudiantes encuentren sus propias respuestas, ofrecemos las soluciones?
Pensemos ahora en nuestras clases, o en nuestras reuniones, ¿dejamos, realmente, tiempo para que las personas piensen y para que expresen sus ideas? ¿Somos capaces de escucharles sin interrumpir y sin interpretar lo que dicen? ¿Cuántas veces formulamos una pregunta en clase y si el alumno no contesta a la primera pasamos al siguiente, dando por sentado que no sabe la respuesta cuando, en realidad, está pensando? ¿Cuántas veces, incluso en las conversaciones cotidianas, cuando se produce un espacio de silencio nuestro interlocutor se disculpa y dice “perdona, estoy pensando”, dando por sentado que si no lo aclara podemos creer que se ha quedado en blanco o no tiene la respuesta?  ¿Cuántas veces los docentes, en lugar de dejar que los estudiantes encuentren sus propias respuestas, ofrecemos las soluciones?
Las buenas ideas requieren de tiempo, de un tiempo exclusivo para pensar. Pero el pensar no parece hoy una actividad demasiado valorada. ¿Cuántas veces vemos a alguien inmóvil, con la mirada como perdida, y pensamos “no está haciendo nada”? ¿Cuánto tiempo dedicamos nosotros mismos a pensar? ¿Cuánto tiempo dejamos a nuestros estudiantes (dentro y fuera de la escuela) para pensar?
sights
Intrinsic-ImageSights from a rooftop. Recuperada de https://www.flickr.com

Si, realmente, como lo muestran investigaciones, congresos, cursos, libros y otras acciones que se han multiplicado en los últimos años, aprender a pensar es importante, quizá deberíamos entender que, más allá de esas interesantes técnicas y de las sugerencias metodológicas para fomentar el pensamiento crítico y creativo en la escuela, debemos comenzar por recuperar la posibilidad de dar y darnos tiempo para pensar, que las mejores respuestas no son necesariamente las más rápidas, que cuando “no hacemos nada” pueden surgir las ideas más interesantes. Y ahora que en muchos países comienzan las vacaciones de verano, quizá podemos plantearnos la posibilidad no solo de “pensar en las musarañas”, sino de acompañar a los otros en sus procesos de pensamiento aplicando los componentes de los que nos habla Nancy Kline. Puede que nos sorprendamos descubriendo cómo el descanso veraniego ha terminado por convertirse en una oportunidad para entender el valor del tiempo como factor clave para el pensamiento de calidad.
Thinking2
WoodleyWonderworks. Approaching Equinox. Recuperada de https://www.flickr.com

andrea giraldezAndrea Giráldez es profesora universitaria, consultora, facilitadora de procesos de formación en soft-skills y directora de online learning en Growth Coaching Online

viernes, 19 de agosto de 2016

Podcasts: ¿cómo crearlos, grabarlos y publicarlos?

Fuente: Eroski Consumer

Los podcasts no son un medio tan conocido como los blogs o las redes sociales, pero son otra forma de comunicación que no deja de crecer. Según un reciente estudio, la audiencia de podcasts aumentó un 23% de 2015 a 2016 solo en Estados Unidos. En ese país, un 21% de los ciudadanos asegura escuchar podcasts cada semana, un porcentaje idéntico al de usuarios de Twitter. Diez años después de su lanzamiento en iTunes, los podcasts parecer vivir una época dorada¿Cómo sacar partido a los podcast o programas de radio a través de Internet? En este artículo se explican todos los conceptos básicos alrededor de este formato: qué son los podcasts, cómo se producen y dónde se publican.

¿Qué es un podcast?

Un podcast es como un programa de radio a través de Internet bajo demanda, es decir, que se puede escuchar cuando se quiera. Son ficheros de audio -aunque también los hay de vídeo- que se distribuyen mediante episodios en un sistema RSS. Esto permite que el usuario se "suscriba" al podcast con una aplicación especial (un cliente de podcast) y reciba de forma automática los nuevos episodios a medida que van saliendo, para luego escucharlos cuando y donde él quiera.
El término "podcast" fue acuñado en 2004 por el periodista Ben Hammersley, del diario The Guardian, y es una mezcla de las palabras "iPod" y "broadcasting". El origen de la palabra apunta a Apple y a su reproductor iPod como grandes propulsores del movimiento del podcasting; no en vano los podcasts empezaron a ofrecerse en iTunes en 2005.
Imagen: Iván Linares

¿Cómo crear un podcast?

Hay podcasts de todo tipo, de longitud variada, de temas muy diversos, podcasts generados a partir de programas de radio o grabados por aficionados. En realidad, cualquiera que se lo proponga puede crear su propio podcast. Es como hacer un blog, pero con la voz en lugar de con la palabra escrita.
Para crear un podcastel primer paso es pensar una cuestión interesante sobre la que uno pueda hablar largo y tendido durante varios episodios, y si además es un tema que puede tener tirón, mejor.
Luego, en esta primera fase de preparación, es esencial planificar la estructura del mismo, para que sea similar en todos los episodios y así la audiencia sepa con exactitud qué esperar en cada momento del podcast.
Otro punto importante es el calendario de publicación. No importa si se lanza una vez a la semana o una vez al mes; lo fundamental es ser constante y hacerlo siempre al mismo ritmo, de manera que el público sepa cuándo puede esperar un nuevo episodio. Si se empieza con un ritmo semanal y luego pasan dos meses sin sacar nada, es fácil perder audiencia.

¿Qué se necesita para grabar un podcast?

En contra de lo que pueda parecer, crear un podcast no requiere de una gran inversión. Para grabarlo solo es necesario un ordenador, un micrófono, unos auriculares y un programa de edición de audio.
Hay mucha variedad de precios en los elementos de hardware (ordenador, micrófono y auriculares), pero es eso lo que hace que el podcast sea accesible a todos los públicos. Según sea el presupuesto de cada uno, se podrá hacer una mayor o menos inversión, pero no es necesario tener los dispositivos más caros del mercado para crear un podcast.
En cuanto al software, dos soluciones muy sencillas son Audacity para Windows y GarageBand para Mac. El primero es gratuito y el segundo cuesta 4,99 euros. En algunos casos, además, si se cuenta con colaboradores a través de Skype, será preciso grabar esa llamada. Dos utilidades para poder hacerlo son Pamela for Skype en Windows y Call Recorder for Skype en Mac.
Imagen: Casey Fiesler

¿Dónde publicar un podcast?

Una vez grabado el podcast, ¿dónde publicarlo? Por suerte hay varias opciones a disposición de los podcasteros para este fin. A continuación se repasan algunas de ellas:
  • iVoox. En esta plataforma de podcasts española es posible encontrar material de audio sobre todo tipo de temas. Descargar y escuchar podcasts es gratis, como también publicarlos como autor, pero con una limitación de dos horas de emisión al día para evitar el abuso del sistema. Como particularidad original, iVoox deja suscribirse no solo a un podcast concreto, sino también a toda una temática completa.
  • SoundCloud. Es una plataforma de origen norteamericano, muy popular entre los podcasteros de ese país. Hay varios tipos de cuentas de usuario, entre ellas una gratuita pero con limitaciones de uso. Cuenta con un completo servicio de estadísticas de reproducciones, descargas de cada episodio y otros datos que permiten conocer más y mejor a la audiencia.
  • iTunes. Es la plataforma de podcasts por excelencia: la que más gente utiliza y donde hay más actividad. Pero no funciona como un servicio de alojamiento de podcasts, sino que solo lo muestra en su directorio usando su dirección de suscripción RSS. Por eso, aunque se emplee iTunes, todavía será necesario publicar el podcast en otra plataforma como las citadas.
En resumen, para crear un podcast no hace falta ser un profesional, gastar mucho dinero en equipamiento o hacer un producto técnicamente perfecto. Lo esencial es pasar un buen rato, ya sea con su creación como al interactuar con la audiencia e ir aprendiendo y mejorando a medida que se publican nuevos episodios.
  • Siga en Twitter a la autora del artículo, Elena Santos @chicageek.

jueves, 18 de agosto de 2016

Lo desconocido, lo magnífico

Por Esteban G. Santana Cabrera
Todo lo desconocido parece magnífico o lo que es lo mismo omne ignotum pro magnifico. No sé si a ustedes les pasa o les ha pasado ésto en algún momento de su vida: que nos guste el coche del otro más que el nuestro, la casa del vecino más que la nuestra, hasta la vida de los otros más que la propia. En el ámbito educativo ocurre en muchas ocasiones: nos gusta más la clase de fulanito que la de menganito, el método de siclano más que el de mengano, etc, etc. Hay centros, docentes, alumnado, metodologías, vistas desde fuera, sin profundizar, parecen que son mejores que lo nuestro o lo que podamos hacer nosotros. Se está viviendo un boom de metodologías emergentes que parecen un seguro a todo riesgo para aquél que se anima a ponerlo en marcha en su aula. Los que hemos tenido la posibilidad de asistir a congresos o ferias educativas hemos venido encantados de la de cosas bonitas que se hacen en algunos centros, pero nos encontramos a mi modo de ver con dos problemas cuando tratamos de implementar estas metodologías en el aula. Uno son las prisas y otro que creemos nos van a solucionar todos los problemas del aula. Y, cuando el docente se enfrenta a la realidad, si no está bien asesorado, se decepciona, abandona y vuelve al sistema tradicional o lo que es lo mismo, a su zona de confort, llegando incluso a ser crítico con el cambio.
Por ello, a mi modo de ver, debemos tener un poco de cordura y lo principal es tener paciencia. La paciencia es una palabra que proviene del latín pati, que significa sufrir.  Para el budismo el término Kshanti, una de las prácticas para llegar a la perfección, es decir, una de las paramitas, tanto en la escuela Theravāda como en la Mahāyāna del Budismo. Si aunamos estas dos definiciones procedentes de dos culturas diferentes, podríamos decir que para conseguir llegar a la perfección educativa hay que tener paciencia. Para poder empezar a ver los frutos de la implementación del cambio educativo en el aula, hay que tener mucha, mucha paciencia, partiendo de la base de que cada grupo de alumnos es distinto al otro, cada centro, aunque sea del mismo distrito tiene sus particularidades e intereses y sobre todo, cada alumno y cada docente son distintos y tenemos unas cualidades e intereses diferentes.
Y en el caso de la educación ocurre lo mismo que en medicina, el medicamento que vale para uno, igual no va a tener el mismo efecto en el otro. Por ello tendremos que partir de un punto común, pero nuestro proyecto educativo tiene que ser único, diferente al de los otros, porque nuestro alumnado es único e irrepetible. Por ello no tengamos miedo a probar con nuevas metodologías en el aula, a leer, informarnos y formarnos, para luego ir poco a poco, con mucha paciencia, ir realizando cambios en el aula y en el grupo. Todo ello con la finalidad de conseguir la perfección educativa o lo que es lo mismo, el éxito escolar. Porque el éxito de nuestro alumnado será nuestro éxito, pero sobre todo, el éxito de la sociedad.

miércoles, 17 de agosto de 2016

El truco ninja de una profesora para combatir el acoso escolar



Fuente: El País

Una profesora conoce una técnica muy útil para combatir el acoso escolar. Y muchos maestros la están compartiendo. El truco se explicó durante la presentación de un teléfono de ayuda contra el bullying en El Vendrell. Tal y como recoge el Diari de Tarragona, los maestros de la localidad llevan tiempo pasándose "por internet la historia de una profesora inglesa que se ha convertido en ejemplo". En Nació Digital recogían esta historia unos días antes.Allí se explica que la maestra "prefiere mantener el anonimato". En otros medios la docente ya ha pasado a ser catalana.
La primera vez que se publicó esta técnica para luchar contra el acoso escolar fue el 30 de enero de 2014, en Momastery, el blog de Glennon Doyle Melton, una escritora (y madre) de Florida, en Estados Unidos. En su texto, "Compartid esto con todas las escuelas, por favor" habla de una charla que tuvo con la profesora de matemáticas de su hijo Chase, entonces alumno de quinto de primaria.
Cada viernes por la tarde, la profesora de Chase pide a sus estudiantes que saquen una hoja y escriban los nombres de cuatro niños con quienes les gustaría sentarse la semana siguiente. Los niños saben que estos deseos pueden cumplirse o no. También pide a los estudiantes que digan el nombre de un compañero que se haya portado de forma excepcional. Todas las votaciones se entregan de forma privada.

Y cada viernes por la tarde, después de que sus alumnos se vayan a casa, la profesora de Chase saca esos papeles y los estudia. Busca patrones.

¿Qué nombre no quiere nadie?

¿Quién no sabe junto a quién quiere sentarse?

¿Quién no recibe la suficiente atención para ser votado?

¿Quién tenía un millón de amigos la semana pasada y ninguno esta semana?
Lo que realmente quería esta profesora, explicaba Melton, era "identificar a los niños solitarios. Buscar a los alumnos que tienen dificultad para conectar con sus compañeros". En definitiva, saber a quién se está acosando y quién está acosando.
Melton calificaba esta idea de "la estrategia de amor ninja más brillante que conozco" y añadía que la profesora, a punto de jubilarse, llevaba haciéndolo cada viernes desde la matanza de Columbine, en 1999, cuando dos estudiantes asesinaron a 13 personas.
La bloguera no dio en este texto el nombre de la profesora, pero la historia se compartió cuatro millones de veces en cuatro días, así que al final incluso fue entrevistada por la cadena NBC. Kathy Pitt (este es su nombre) explicó en esta entrevista que los nombres que menos aparecen son los de los niños a quienes se está dejando más de lado. Algunos de sus alumnos también hablaron con la NBC y aseguraron que gracias a esta iniciativa se llevaban mucho mejor entre ellos.
Según datos de Save the Children publicados por EL PAÍS en febrero, uno de cada diez alumnos asegura que ha sufrido acoso escolar en España, lo que supone más de 190.000 víctimas y 100.000 agresores.

lunes, 15 de agosto de 2016

¿Qué es eso del PLE?

Fuente: Educ@conTIC.
Según David Álvarez, PLE (Entorno Personal de Aprendizaje, acrónimo de la expresión original Personal Learning Environment) es una expresión que se utiliza para referirse al conjunto de herramientas, servicios y conexiones que empleamos para alcanzar diversas metas vinculadas a la adquisición de nuevas competencias.
Imagen de Cesar Poyatos
La Wikipedia hace referencia al PLE como el conjunto de elementos (recursos, actividades, fuentes de información) utilizados para la gestión del aprendizaje personal.
No es la primera vez que en EducaconTIC hablamos de PLE. Las próximas semanas retomaremos este interesante tema.
Aprovechando las vacaciones de verano, espacio adecuado para desarrollar nuestro PLE como docentes, y como bien nos aconseja David Álvarez, os compartimos su e-book: “Los PLE son para el verano”, centrado en Entornos Personales de Aprendizaje, que recoge 19 artículos publicados en [e-aprendizaje] y en el espacio Taller PLE, seleccionados y ordenados de manera que tras la lectura del e-book puedas tener una visión general de los Entornos Personales de Aprendizaje [PLE] y su valor tanto a nivel de desarrollo personal como a nivel de uso en el aula, así como diversos recursos de interés para construir tu propio PLE.
Queremos dejaros también otro libro que nos parece interesante: Entornos personales de aprendizaje: claves para el ecosistema educativo en redde Jordi Adell y Linda Castañeda, que ofrece una introducción al concepto de PLE y al ecosistema de ideas pedagógicas que lo sustentan, además de algunas experiencias relevantes que ejemplifican cómo puede utilizarse en la práctica en todos los niveles educativos y cómo se aborda la investigación sobre PLEs desde diferentes perspectivas.
Esperamos que os sirva para “abrir boca” y comencéis a pensar en vuetro PLE, el lunes continuamos.